Nuestra solidaridad con la periodista Nelly Corso que recibió un reventón de una pausa en su espalda y madres de familia que fueron agredidos.

La violencia no puede impedir el funcionamiento de las instituciones ni el ejercicio del periodismo, lamentamos los actos violentos de parte de algunos trabajadores de la alcaldía municipal que llegaron hasta el Concejo Municipal y agredieron a la periodista Nelly Corso reventándole una pausa en su espalda y madres que fueron agredidas mientras exigían al pleno del Concejo que realice las gestiones para que se entregue ración seca con el dinero que estaba presupuestado para el desayuno escolar en este 2020. Mientras los ediles proponían invitar a una reunión al alcalde para dar una pronta solución, de manera repentina llego una turba de trabajadores municipales uniformados de rojo causando violencia en los periodistas y madres de familia.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *