Concejo pedirá auditoría para esclarecer causas de muerte en el pediátrico

Debido a una serie de denuncias efectuadas por dirigentes cívicos y el director del servicio de pediatría en medios de comunicación sobre la muerte de niños por falta de equipamiento y medios adecuados en el Hospital René Balderas López de Montero, el alcalde municipal y el Concejo, determinaron solicitar ante el Ministerio de Salud o donde corresponda una auditoría médica que permita esclarecer las muertes y las causas que las provocaron, porque la ligereza en las declaraciones han causado daño moral al Gobierno Municipal y temor en la ciudadanía que acude en busca de atención en este servicio.
La denuncia alarmista de que se produjeron 11 muertes en lo que va del año, no da cuenta de las causas y circunstancias reales en las que ocurrieron. Inicialmente, se dijo que las muertes ocurrieron por falta de equipos, entre ellos un respirador artificial, equipo que según la norma de caracterización de servicios de salud, corresponde a una terapia intensiva que es competencia de la Gobernación Departamental.
El alcalde municipal Mario Baptista, pidió que se aclaren las muertes caso por caso, porque de las 11 muertes denunciadas, 9 habrían fallecido antes de nacer y dos después del parto, frente a los más de 1.500 nacidos vivos.
Según información del Director Municipal de Salud Jonathan Marquina, el servicio pediátrico cuenta con una ambulancia que tiene un respirador artificial, que los profesionales de este hospital no saben utilizar por falta de capacitación y la capacitación del personal, es responsabilidad del Sedes.
Informó que en 2006 la brigada de médicos cubanos donó un respirador artificial que terminó arruinándose en 2012 por falta de uso.
Por otro lado, Marquina aseguró que en el hospital de niños hay monitores de signos vitales, bombas de infusión, incubadoras, equipos que corresponden a una Unidad de Servicios Intermedios.
El director de salud, recordó que el Gobierno Departamental, tenía plazo de 10 meses que se cumplió el 14 de mayo para habilitar terapias intensivas en los hospitales de todas las provincias y se autorizó a los Gobiernos Municipales que en ese lapso, firmen convenios con clínicas y hospitales privados para la atención de pacientes que requieren especialidades de tercer nivel. Montero ha firmado dos convenios con el hospital San José Obrero de Portachuelo, donde se han salvado muchas vidas. Aseveró que es falso que el Gobierno Municipal de Montero no proteja a los niños.
La administradora del hospital municipal, Mirtha Sanginés, informó que envió nota al director del pediátrico solicitando que hagan sus requerimientos y lo único que le pidieron por escrito fue un microscopio y una heladera, que ya están en proceso de adquisición. Lamentó que este servicio, no cuenta ni siquiera con una planificación operativa anual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *