Comisión pide fortalecer la seguridad del Hospital General de Montero

Montero está conmocionado. Una bebé fue arrebatada de los brazos de su madre en el Hospital Alfonso Gumucio Reyes. El Concejo recomienda mejorar la seguridad.

El reloj marcaba las 19:15 y Betty Carrasco, de 38 años, ya había dopado a Lidia Tancara en la sala 3 de la maternidad del Hospital Alfonso Gumucio Reyes para quitarle de su regazo a Andrea, su hija que hace dos días había llegado al mundo. Las dos cámaras de seguridad al ingreso del sanatorio solo lograron registrar la llegada y salida de la raptora. Estuvo con el envase de una bebida y salió con dos bolsones. Después de dos horas de hablar de Dios y aconsejar a la madre, consumó el delito.

El relato de los padres y las imágenes de las cámaras pusieron en alerta a los trabajadores del hospital y la Policía. Desde entonces no cesó el operativo en toda la región. El trabajo se extendió hasta San Carlos y Yapacaní. Policías expertos en identikit llegaron de Santa Cruz de la Sierra para elaborar el retrato hablado de la criminal con los datos que dieron los padres.

Pasaron los días. Cinco para ser exactos. Es medianoche y los efectivos policiales, que no cesaron con la búsqueda, entran y salen de la maternidad donde Tancara se recupera de la cesárea y de anemia. Llega la buena noticia, rescataron a la bebé. El comandante departamental de la Policía, Sabino Guzmán, entrega a Andreita a los brazos de su madre, que rompe en llanto junto a su esposo.

Lección que sirve para prevenir.

Lo sucedido en el principal sanatorio de la ciudad deja en evidencia las debilidades del sistema de control de seguridad. La Comisión de Desarrollo Humano Sostenible del Concejo Municipal de Montero, integrado por los concejales Manuel Ruiz, Teresita Paz y Petrona Pérez, realizó las gestiones para verificar los avances de las investigaciones, las causas y las circunstancias del hecho.

Tras la visita al director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc), Richard Cordero, y el director del Hospital Alfonso Gumucio Reyes, Óscar Moreno, la Comisión analiza la situación del hospital y decide recomendar que se amplíe y se fortalezca el servicio de seguridad, con un mayor número de personal y dotación de cámaras de vigilancia, además se recomienda diseñar un método de vigilancia y control en las visitas.

Hospital controlado.

El alcalde de Montero, Mario Baptista, visitó a la madre de la bebé para solidarizarse por su situación. Prometió fortalecer las condiciones del hospital y gestionar para que el Gobierno Autónomo Municipal de Montero tome el control técnico y administrativo del ‘Gumucio’ y se evite estas situaciones lamentables en 2017.

“Llegó la hora de sentar soberanía plena en el hospital y hacer prevalecer su condición municipal”, indicó la primera autoridad del municipio. “La intromisión de la Gobernación no ha dado buenos resultados, porque las fallas técnicas continúan y la Alcaldía asume las consecuencias”, concluyó el secretario municipal de Salud, Jonathan Marquina.

[wonderplugin_carousel id=»25″]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *