Concejo realza los 162 años de Montero

La ciudad más pujante del Norte Integrado celebró 162 años de fundación. Hubo distinciones a Personalidades e instituciones que aportan al desarrollo de Montero y un cóctel junto con el pueblo.

Un aire de solemnidad envuelve el ambiente. Son las 20:30 y Canva’s aviva la noche con un preámbulo musical. Cerca de medio millar de personas entre autoridades políticas, cívicas, educativas, militares y religiosas, además de dirigentes de juntas vecinales, estudiantes, deportistas y vecinos de los 87 barrios de la urbe, llegaron hasta la Plaza de Armas 2 de Diciembre. Ni los 30°C, ni el tenue manto de hollín que desde hace días se apoderó del departamento de Santa Cruz, ahuyenta a los espectadores. La sesión de Honor del Concejo Municipal de Montero está a punto de comenzar.

Hay fiesta. El pueblo se agita. Montero, la segunda ciudad más importante de Santa Cruz, está por cumplir 162 años de su fundación. Es el mejor escenario para distinguir a personalidades e instituciones que aportaron al desarrollo de la capital de Obispo Santistevan, a los pies del monumento a Marceliano Montero. Aquel coronel que comandó 140 jinetes en la Batalla de Ingavi, en una de las fuerzas de José Ballivián (presidente de Bolivia), que luchó en El Pari (donde murió el coronel Warnes), y en las de Junín y Ayacucho con Simón Bolívar y Antonio José de Sucre. Ahora, ese coronel luce erguido montado en su caballo con la espada en alto, petrificado, oteando un horizonte eterno. Símbolo de lucha, patria y heroísmo.

Entre luces y destellos de cámaras, al son de la banda militar del Regimiento de Satinadores de Selva 12 Cnl. Francisco Manchego, de la Octava División del Ejército, desfilan por la alfombra roja 11 concejales y el alcalde, Mario Baptista. Aplausos, flores, banderas, flashes, trompetas, bombos y tambores… todo se fusiona. Vienen las notas del himno patrio. Puños en alto, voz intrépida para el cántico nacional. El maestro de ceremonias, Julio Quiroga, resume la vasta historia de la ciudad. Es el turno de las notas de Godofredo Núñez, todos levantan las banderas de Montero para entonar el himno municipal. La sesión se instala. El presidente del Concejo, Valerio Salinas, saluda. Todos atentos, los discursos traen noticias.

Después de que la primera autoridad municipal repasó su gestión ‘saturada’ de obras y reivindicación política, social y económica, el presidente del Concejo resalta la recuperación de las tradiciones festivas por el 31 de agosto, fecha de la fundación de Montero y fiesta patronal de San Ramón Nonato, que desde hace un año es Día de Regocijo Municipal. La ciudad se engalana con obras, proyectos, industria, fomento al deporte, educación, salud y trabajo. El municipio apunta a ser ecologista e  integrador. Ya tiene ‘pinta’ de metrópoli.

Obras y más obras.

El corazón agroindustrial de Bolivia, situado a 50 km de Santa Cruz de la Sierra, se convertirá en un centro económico con la vía férrea Montero-Bulo Bulo. Dicho proyecto se fortalecerá con el tren interurbano que conectará a Montero con Warnes y la capital cruceña.

La inversión para el hospital del tercer nivel está garantizada. El Gobierno nacional destinará 70 millones de dólares con un impacto de beneficio para alrededor de 350.000 habitantes del Norte Integrado.

La Ley Municipal de Control Social, recientemente aprobada, permite tener un Gobierno Autónomo Municipal más transparente con la gestión pública, ante más de 112.000 personas (hombres y mujeres).

La planta piloto de compostaje, el mercado municipal, el centro de habilitación y rehabilitación integral comunitaria, el complejo de raquetbol, el edificio del archivo municipal, el parque de recreación Samasa y el nuevo Estadio Plurinacional Muyurina, son algunos de los últimos proyectos que encara la actual gestión.

El momento dorado

Transcurren los minutos. Se acercan las distinciones. Son 12 Resoluciones Municipales, cuatro hijos predilectos de Montero, cinco ciudadanos meritorios y tres instituciones meritorias.

La primera en ser distinguida es Eugenia Salvatierra Montero. Educadora. Durante 50 años mostró amor, cariño, paciencia y dedicación para la evangelización, y formó a montereños de bien.. Es una ciudadana meritoria con la Mención de Servicios Distinguidos en el área de la Educación.

La concejala Teresita Paz entregó la distinción a Eugenia Salvatierra Montero

Santiago Gutiérrez Colque, dirigente vecinal, gremialista y transportista de Montero, que dentro de sus logros están el de consolidar la línea de transporte urbano Santa Rosita que conecta a Montero con Guabirá. Participó de la creación del mercado campesino de Guabirá e impulsó el trabajo vecinal del Distrito 1 buscando beneficio y progreso de los barrios más alejados de Montero. Son argumentos suficientes para distinguirlo como ciudadano meritorio en la Mención de Servicios Distinguidos en el área Gremial.

Santiago Gutiérrez, destacado dirigente de Guabirá recibe la distinción de parte de la concejal Carmen Caro

Inicia su paso lento con una sonrisa cálida, aquella mujer que llegó desde Perú a Montero, en 1979, fue destinada a espiritualizar un pueblo inculcando valores y principios basados en la educación y la religión. Amado Asmat María Antonieta Angelmira recibe de las manos de la concejala Beatriz Duarte (una de las cientos de niñas y jóvenes que recibió sus enseñanzas en los salones del proverbial colegio María Auxiliadora), la distinción de ciudadana meritoria con la Mención de Servicios Eminentes Religiosos. Maestra y discípula se funden en un abrazo.

La concejala Beatriz Duarte fue una de las estudiantes de Sor Amado Asmat María Antonieta Angelmira

Aquel infante que pedalea su bicicleta en torneos locales, departamentales, nacionales, internacionales y mundiales, con tan solo seis años de edad vuela con el nombre de Montero por el mundo. Santiago Joffre Paz, a su corta edad, se convierte en un ciudadano meritorio en la Mención Distinguida en el área Deportiva. El bicicrós es su pasión, su sueño y su futuro. Joffre recibe la medalla al Mérito Municipal, como testimonio público a su loable labor.

Santiago Joffre a su corta edad ya es reconocido por destacar en el Bicicrós a nivel internacional

La expresión máxima de Montero es su gente. Un espejo de esta veracidad es el Centro Juvenil Villa Verde, que se convierte en Institución Meritoria con la Mención al Servicio Institucional en el área Juventud por ser una organización de jóvenes dedicados a incentivar y promocionar la práctica del deporte. El fomento a la cultura es su principal objetivo y su mayor manifestación es el Festival de Coplas Taquipayanacu.

El alcalde, Mario Baptista, entrega la medalla al mérito al representante del Centro Cultural Villa Verde

Cinco décadas transcurrieron desde la primera vez en que los integrantes de Los Norteños entremezclaban notas con sus guitarras. Una vida artística, fuente generadora de una cultura viva de tradiciones. Guardan en sus anaqueles innumerables premios y reconocimientos. Esta noche se llevarán uno más. Desde ahora son ciudadanos meritorios con la Mención Distinguida en el área Cultural. Una medalla al mérito por brindar sus cuerdas a Montero.

Los Norteños cumplen 50 años de vida artística. El concejal Carlos Vera entrega la distinción.

El mirador empresarial que exhibe la identidad de Montero es Exponorte. El pleno del Concejo la declara Institución Meritoria con la Mención de Servicios Distinguidos en el área Empresarial que, desde hace 25 años, fortalece la agroindustria y es la mayor muestra ferial del Norte Integrado. Cada año recibe cientos de expositores y miles de visitantes de las diferentes latitudes del país. Exponorte es un ventanal de oportunidades.

La Exponorte es la mayor vitrina de la agroindustria del Norte cruceño

Dos años antes que naciera Exponorte se estableció en la ciudad el Instituto Superior de Educación Comercial (Isec-Montero). Con el transcurrir de los años se ganó el prestigio por engendrar profesionales que contribuyen en el fortalecimiento ciudadano y el desarrollo de la región. Hoy, 27 años después de su aparición, recibe la Distinción de Institución Meritoria con la Mención al Servicio Institucional en el área de Educación.

El Isec-Montero recibe la distinción por 27 años de servicios educativos

La noche continúa su andar acompañada de su amiga, la Luna, que se le ocurrió pintarse de carmesí. Los aplausos no cesan y las centellas de las cámaras tampoco disminuyen. Es momento de que Montero dé a luz a sus Hijos Predilectos.

Mercedes Panoso Terceros es una mujer que arribó Santa Cruz en 1973 para trabajar en el campo. Conoció Montero en 1984. Hace 30 años que se dedica al comercio. En sus primeros años ambulaba con sus productos por calles y pasillos del mercado Germán Moreno. No tardó en incursionar en la vida dirigencial. Ser gremialista le sirvió para ayudar a sus semejantes e incursionar, por ratos, en la vida política. Mujer respetada, madre, comerciante, líder y contestataria. Panoso camina hacia el tabernáculo donde la espera Petrona Pérez, concejala, para ser ceñida por la Medalla al Mérito Municipal y honorificada con el escudo de Montero. Esa mujer que llegó a Montero buscando un futuro, ahora es su Hija Predilecta.

Mercedes Panoso recibe el Escudo Municipal de parte de la concejala Petrona Pérez

Muchas eran las familias que peregrinaban entre tribunales intentando regularizar legalmente sus derechos propietarios. Existía una demora procesal en cientos de sumarios. Eso fue hasta que Marcelo Velásquez Molina, juez de Instrucción Civil y Comercial de Montero, dio curso a los cientos de casos archivados, convirtiéndose en un referente de los habitantes del Norte cruceño, ciudadanos que solo buscaban una vivienda digna y que se le respeten su derecho de propiedad privada. Velásquez lo hizo posible. El ahora Hijo Predilecto de Montero, recibe del concejal Noel Pozo el Escudo del Municipio.

El abogado Marcelo velásquez, fue declarado Hijo Predilecto de Montero

Quien conoce al profesor Villena, sabe que él es un hombre que vale oro, tanto por lo que enseña como por las medallas que ha logrado para Montero. Mientras la voz del conductor anuncia su nombre, vítores, aplausos y pancartas en alto de sus estudiantes surgen desde el público engrandeciendo mucho más el mérito. Montero lo conoce. Fernando Villena Villegas es el culpable de muchos triunfos y podios de montereños en competencias nacionales e internacionales. La figura se repite. Yeri Vargas, concejal, que en otrora recibió en aulas instrucciones de su mentor, hoy le entrega la insignia de un justo reconocimiento.

El concejal Yery Vargas entrega la distinción a quien fue su maestro, Fernando Villena.

La velada entra en su epílogo. El Concejo recibe a una excelencia del deporte. Grecia Cristódulo Hassenteufel ingresa al altar. La que, con tan solo 10 años, ocupa a nivel mundial el tercer mejor lugar del bicicrós en su categoría, acaricia con sus manos la estatuilla del Escudo Municipal, insignia que hace público el testimonio de sus innumerables trofeos nacionales e internacionales. Cristódulo es un monumento viviente de éxito, madurez, perseverancia, dedicación y ejemplo para un pueblo donde nace y renace la bolivianidad.

Grecia Cristódulo está entre las tres mejores bicicrocistas del mundo en su categoría

Montero ya conoció y reconoció a los que, desde sus rinconcitos de patria, hacen de la ciudad, un terreno fértil para el progreso. El presidente del Concejo anuncia el final del evento. La postal que se graba en la retina de la muchedumbre y de los lentes de las cámaras, antecede al cóctel que aguarda en la Casa de la Cultura. El festejo continúa. Un brindis por Montero.

[wonderplugin_carousel id=»22″]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *